14 de nov. 2014

.

- ¿Y si me convierto en hombre lobo? 
                - ¡Te compraría un collar antiparásitos!
- ¿Y si me convierto en un vampiro?
                - Tendría que dejar de cocinar con ajo… 
 - ¿Y si me convierto en una araña gigante? 
                - Tendría que tejerte un jersey con ocho mangas. 
- Pero… ¿Y si un día te despiertas a mi lado y me he convertido en Frankenstein? 
                - Tendré que darte aceite en los tornillos. 
- ¿Y si yo fuera el Kraken?
                - Tendríamos que vivir cerca del mar. 
- ¿Y si fuera un caníbal? 
         
Se levantó de la silla y vino directa hacia mí. Me dio un mordisco en la nariz, de los que duelen, pero con una sonrisa enorme en la cara. Y me dio igual llegar a convertirme en un zombie hecho pedazos, si ella estaba dispuesta a coserme y dejarme como nuevo. 

Cap comentari:

Publica un comentari